Dónde estamos

Phileos

Quezon City (Filipinas)

Quezon city es la ciudad más poblada de la región metropolitana de Manila, con aproximadamente 2.700.000 habitantes. Consta de un sistema sanitario mixto, mayoritariamente privado, sin asistencia universal, aunque el sector público juega un importante papel.

ZARAGOZA:

  • Facultad de Medicina, Universidad de Zaragoza
  • Hospital Clínico Universitario "Lozano Blesa"

FILIPINAS:

  • Quezón City, centro "Birhen de la Salud Medical and Diagnostic Clinic", a cargo de la Comunidad de Siervas de María Ministras de los Enfermos

Aproximadamente el 32% de la población vive con menos de 0,74€ al día y alrededor del 41% con menos de 1,84€ diarios.Según el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas

A pesar de los avances en el continente asiático en el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio en materia de pobreza, Filipinas sigue siendo un país clasificado como de bajos ingresos; los ingresos medios por persona rondan los 333€ y aproximadamente el 24% de la población vive por debajo del umbral de pobreza nacional.

Además, la sanidad no está cubierta por la Seguridad Social en Filipinas, existe un programa denominado "Philhealth" que se puso en marcha en 1997 y que solo cubre a aquellas personas activas económicamente. Esto deja a la población más vulnerable, más pobre y la que realiza los trabajos informales o de economía sumergida, sin acceso a la misma.

A causa de la pobreza, muchos enfermos mueren en sus casas sin ningún tipo de tratamiento médico, cuidados por curanderos y herbolarios que en la mayoría de los casos empeoran su situación. Las principales cuestiones sanitarias en Filipinas son la malnutrición y la tuberculosis; es el noveno en la lista de los 22 países con alta tasa de tuberculosis en el mundo.

En Quezon City, donde se encuentra la clínica en la que trabajamos, hay atención sanitaria privada; la mayoría de los hospitales son del gobierno y en ellos no hay una atención universal gratuita ya que los costes se pagan a medias entre el gobierno y la familia.

En general, las habitaciones son para seis o siete pacientes, llegando a compartir la misma cama entre dos enfermos. Hay algunas habitaciones individuales pero su coste es muy elevado para la mayoría de la población.

La extrema pobreza es tal que no pueden pagar el transporte para acudir a un centro de salud y/o pagar los medicamentos requeridos como para tratar enfermedades y/o curaciones limitando de esta manera su acceso a una de las necesidades básicas de todo ser humano.

La falta de empleo es una realidad latente en el país que lleva a muchas familias a emigrar a la ciudad en busca de nuevas oportunidades. Sin embargo, para el emigrante rural que carece de un grado escolar o preparación es difícil competir en la adquisición de trabajos a causa de no tener familiaridad con el ambiente ni referencias en la ciudad.

De esta manera familias enteras terminan siendo desplazadas a squatters áreas (ocupas), donde levantan sus casas con cualquier material en pocos metros cuadrados o viven en la calle en carretones.

Las familias son numerosas y a veces el padre y la madre se sacrifican buscando y vendiendo basura o ella trabajando como lavandera para que al menos uno de sus hijos pueda estudiar. Los hijos van a la escuela mientras los padres pueden mantenerlos; el abandono escolar de niños que han tenido que ponerse a trabajar porque alguno de sus padres ha enfermado es muy habitual. Pese a que la escuela es gratuita, deben pagar los gastos de transporte diario, uniforme y material escolar.

Tú también puedes ayudar a que la asociación Phileos siga ejerciendo su labor social

Quiero colaborar

COLABORADORES

  • Universidad de Zaragoza